lunes, 6 de octubre de 2014

7 días en farmacia: estamos de estreno

Una de las características más fascinantes del ser humano es su capacidad de constante evolución y sus ganas inacabables de seguir aprendiendo (al menos en mi caso). A la hora de emprender nuevas tareas y de adquirir nuevos conocimientos, lo mejor es acercarse a aquellos que saben más que tú. Estamos rodeados de grandes pozos de sabiduría con muchos años de experiencia a sus espaldas.

Dentro de las muchas personas a las que sigo (en el ámbito de las redes sociales, se entiende, no vayáis a pensar que soy una “acosadora en potencia”) una de las que más provecho saco de su “pozo de sabiduría” es Miguel Ángel Mañez y su blog Salud con Cosas. Miguel Ángel se define a si mismo como (sacado de su bio en Twitter) economista, gestor sanitario, siempre aprendiendo. Justo lo que yo ando buscando: aprender, aprender y seguir aprendiendo.

En el blog de Miguel Ángel podemos encontrar entradas de lo más variadas. Desde el más puro nivel asistencial hasta noticias sobre marketing, recursos humanos, gestión sanitaria, calidad asistencial. Todo un lujo, la verdad. Una de las entradas que más éxito tiene es su resumen semanal de los domingos. En esta entrada recoge aquellas noticas del ámbito sanitario que más relevancia han tenido en la semana.

Esta idea me ha servido de inspiración, bueno más bien de copy-paste. Me voy a explicar no se me vaya a echar encima los más legalistas de las redes. He pensado que podría ser interesante hacer un post semanal con las noticias más relevantes en el sector farmacéutico acaecidas en esa semana. Sólo voy a hacer una pequeña variación en el modelo de Miguel Ángel. En vez de publicarlo los domingos, lo haré los lunes. Por una razón muy sencilla, los fines de semana la pereza se apodera de mí y no me quiero comprometer a publicar nada en domingo porque me conozco y es probable que os falle (algo que no quiero hacer en absoluto).


Una vez hecha esta introducción explicatoria, vamos al tema. El pasado 1 de octubre se celebró en Madrid la Jornada “refcom SEFAC-Ratiopharm” con el lema “¿Cómo debe ser la farmacia que necesita la población?”. Esta jornada sirvió de escenario para mostrar una radiografía sobre la farmacia comunitaria desde el punto de vista del propio farmacéutico, los usuarios de la farmacia y los pacientes que son los principales protagonista de la farmacia. La principal conclusión de esta jornada es que el farmacéutico comunitario está bien valorado pero la población cree que sus conocimientos están desaprovechados. Como posible agente causante de esta percepción parece radicar en un problema de comunicación.

En los últimos tiempos uno de los compañeros de fatiga en el camino de la farmacia comunitaria es la economía. Cada vez son más los farmacéuticos que, por desgracia, dejan de ser profesionales sanitarios para convertirse en verdaderos maestros de la economía con el fin de poder llegar a fin de mes. Según FEFE, la principal causa de esta pérdida de valor económico se debe a la reducción de la facturación en el SNS, tal y como se recoge en esta noticia. Este hecho ha colocado a la farmacia comunitaria en el “pozo” en el que continúa la economía nacional, como podemos leer aquí.

El fantasma de la liberalización del sector lleva rondando al mundo de la farmacia desde que tengo uso de razón (quizá he exagerado un poco, pero siempre ha estado ahí). No podemos rasgarnos las vestiduras y pensar “pobrecito de mí”. Esta amenaza no es exclusiva nuestra. Muchos países en los que el sector farmacéutico se encuentra regulado también lo presentan. Un ejemplo de ello es nuestra vecina Francia. Sin embargo, ellos han pasado a la acción y han decidido luchar, como no podía ser menos, todos unidos. Esa unidad es algo de lo que siempre me he quejado en nuestro país. Algunos luchan, pero en focos aislados. ¿Cuándo espabilaremos? Podéis leer el caso de Francia en esta noticia.


Para acabar, el pasado 3 de octubre se celebró el Día Mundial contra el Dolor. Según datos de la Sociedad Española del Dolor, el 54,9% de la población se ha visto afectada por esta patología en los últimos meses, siendo un 20% de los españoles los que padecen un dolor crónico. ¿Qué puede hacer el farmacéutico comunitario al respecto? Mucho. El farmacéutico es el profesional de a pie de calle. El dolor es una condición que provoca una gran pérdida de calidad de vida con unas repercusiones económicas muy importantes. El correcto manejo y una alta adherencia a los tratamientos son claves en la calidad asistencial del paciente. Y como bien sabéis, de medicamentos pocos hay que sepan tanto como el farmacéutico comunitario.