lunes, 13 de octubre de 2014

7 días en farmacia: el Ébola y la botica.

Esta semana, como no podía ser de otra manera, el resumen semanal de noticias en el mundo de la farmacia tiene un claro protagonista: el virus del Ébola.

Por desgracia, España ha tenido el más que deshonroso honor de tener el primer contagio por virus de Ébola fuera de África. Muchas han sido las especulaciones y acusaciones sobre quién ha sido el responsable de este contagio. Creo que no es el momento ni el lugar. Ya habrá tiempo de buscar culpables y/o cabezas de turco. Ahora es el momento de aplicar cordura y sentido común, e intentar tranquilizar a la población. Sé por muchos compañeros que en estos días se han disparado las ventas de geles desinfectantes, guantes y mascarillas, y numerosas han sido también las consultas sobre este virus, cómo se contrae esta enfermedad y que sintomatología presenta. La gente está preocupada, la gente está nerviosa. Como profesionales sanitarios que somos es nuestro deber aportar información veraz y de calidad, intentar desmitificar rumores y transmitir calma. Pero si nuestros actos no se ven respaldados por los propios actos que se hacen desde la administración, la batalla la tenemos perdida. Señores, como ya he dicho, no es momento de buscar culpables. Es hora de revisar qué se ha hecho mal (porque algo ha fallado, sino no habría habido este caso) e intentar repararlo para que no se produzcan nuevos casos. No es un tema para politizar ni para frivolizar. Es una situación de emergencia sanitaria a nivel mundial, y hasta el momento España no está saliendo bien parada.


Tras este pequeño, pero más que obligado análisis, vamos a centrarnos más en materia con la farmacia. Las noticias al respecto me temo que siguen siendo poco positivas. La crisis sigue siendo el principal tema de debate en la farmacia. Esta semana han aparecido nuevos casos de farmacias en concurso de acreedores debido a la bajada de facturación de las mismas. Los impagos no sólo no desaparecen sino que se “duplican”, como es el caso de Cataluña. A estos casos hay que sumar las “penalizaciones” que desde ciertas administraciones se hacen a farmacias que realizan su labor asistencial en residencias (una labor que es de gran interés no sólo para el usuario, también para la administración, aunque ésta parece no querer verlo). ¿Hasta cuándo vamos a poder aguantar este tipo de situaciones? ¿Cuándo se va a romper la cuerda que tanto nos están tensando? El acoso y derribo a las farmacias dura ya demasiado tiempo. Vale que hace unos años la farmacia fuera “la gallina de los huevos de oro”, pero de eso ya no quedan ni las plumas. ¿Haremos algo al respecto? Me temo que ya sé la respuesta.

Otro tema que preocupa mucho a los farmacéuticos comunitarios, especialmente en el caso de Andalucía con sus “queridísimas” subastas, son los desabastecimientos que sufrimos día a día. La lista es interminable, y los medicamentos en falta es para echarse a llorar. Entiendo que haya medicamentos que, debido a su precio o a su bajo consumo, se produzcan en pequeñas cantidades y haya casos puntuales de desabastecimiento. Pero éste no es el caso que nos atañe. Los desabastecimientos de los que hablamos afectan a medicamentos del día a día, de los cuales los laboratorios producen “a porrón” (permitidme la expresión). ¿Qué se busca con todo esto? ¿A quién beneficia? El caso es que la situación ya ha llegado a tal punto que ha obligado al CGCOF a crear una comisión de seguimiento a través de una plataforma en la que las farmacias informarán puntualmente sobre estos casos. ¿Servirá para algo? Lo dudo.

Del tema de la vacuna de la Varicela mucho se ha hablado ya, y yo no voy a traer muchas novedades al respecto. Sólo comentar que en esta semana ha vuelto a haber voces discordantes respecto a este bloqueo que ha dejado a tantos niños menores de dos años sin esta protección. No olvidemos que las vacunas tienen una misión única, la prevención. Pues en este caso parece que “sea el mismo demonio”. Esperemos que el tiempo dé la razón al consejo de sabios que han decidido bloquearla. Si no es así, mucho me temo que tendremos que lamentarlo. La noticia en cuestión, avalando la dispensación de la vacuna de la varicela desde la farmacia comunitaria, no viene de un sector minoritario que quiera hacer un poco de bulla. El comunicado sale desde la propia REAP (Red Española de Atención Primaria). En dicha red no sólo hay farmacéuticos, también hay médicos y enfermeros, por lo que no se trata de un único frente, sino de varios sectores. ¿Estará tanta gente equivocada?


Por suerte, no sólo de malas noticias vive el hombre. Hay pequeños atisbos de esperanza para la viabilidad de la farmacia. Desde SEFAC se ha lanzado un proyecto ambicioso en colaboración con SEH-Lelha para luchar contra la hipertensión arterial. El proyecto impacHta tiene como objetivo final capacitar al farmacéutico en la medición y control de la hipertensión arterial y el riesgo cardiovascular. Un paso más en la implantación de la Cartera de Servicios Profesionales que, como ya venimos comentando hace tiempo, parece ser el pequeño halo de luz que necesita la farmacia comunitaria para salir de este túnel en el que lleva inmersa mucho tiempo.