lunes, 14 de octubre de 2013

Una herida en la farmacia

     Seguimos con la línea de post sobre Primeros Auxilios. Es un tema de lo más extenso que se merece unos pocos minutos de nuestro tiempo.

No sé si os habréis encontrado en la farmacia con alguna situación urgente que haya requerido de vuestra actuación. Yo sí, aunque han sido situaciones de baja consideración (cortes y caídas), por suerte. Hoy vamos a tratar que hacer ante una herida.

Ante una hemorragia lo primero que se ha de hacer es aplicar presión directa o un vendaje compresivo en la zona sangrante. Si la hemorragia sigue, se debe aplicar más presión u otro vendaje sin retirar el primero. Se debe mantener la presión en la zona de la herida hasta la llegada de los Servicios de Emergencia. No utilizar puntos de compresión directos ni elevar el miembro afectado. No se debe usar un torniquete para controlar una hemorragia.
mediacionydebate.blogspot.com
Una herida es una pérdida de continuidad de las partes blandas del organismo, que da lugar a una interrupción de la estructura y función cutánea normales. Ante una herida, siempre debemos evitar el riesgo de hemorragia e infección. Para clasificar las heridas, nos vamos a fijar en el agente causal:
paramedicmon.wordpress.com
  • Heridas incisas: agente cortante. Bordes limpios y lineales.
  • Heridas contusas: producidas por un golpe. Bordes aplastados y estallido de tejidos.
  • Heridas punzantes: objetos alargados y punzantes. Escasa hemorragia, mayor riesgo de infección.
  • Heridas en colgajo: fragmento de piel unido al resto por un pedículo.
  • Herida por desgarro.
  • Raspaduras, escoriaciones, abrasiones: se infectan con facilidad. 


Las quemaduras son lesiones que se producen en la piel como consecuencia de la acción de agentes físicos, térmicos o químicos, que producen la desnaturalización de las proteínas, edema y/o pérdida de líquido intravascular. Según el agente causal, las quemaduras se van a clasificar en:
  • Quemaduras térmicas: por calor (por contacto, por vapores o gases) y por frío.
  • Quemaduras por radiación.
  • Quemaduras químicas.
  • Quemaduras eléctricas: por contacto o por fogonazo.
Una quemadura tiene repercusiones importantes si afecta a más del 10% de la superficie corporal en niños, o más del 15% en adultos. Nos podemos encontrar con quemaduras de:
enabrilaguasmil-moni.blogspot.com
  • Primer grado: epidermis. Epiteliza en 3-5 días, no deja cicatríz.
  • Segundo grado: superficiales (epidermis: ampollas y eritema) o profundas (dermis, no duelen, dejan cicatriz).
  • Tercer grado: destrucción completa. Anestesia. Cicatriz.
Las zonas críticas en una quemadura son cara, ojos, orejas, cuello, manos, pies y periné.

Desde la Farmacia Comunitaria sólo abordaremos quemaduras de primero y segundo grado superficial, en edades comprendidas entre los 6 y 65 años, siempre que no superen el 1% de la superficie corporal.

Ante una herida con hemorragia, lo primero es controlar la hemorragia. Se debe irrigar la zona con agua corriente limpia y fría, si es posible. Debemos observar que no se queda ningún objeto extraño en el interior de la herida. No se debe frotar la herida. Una vez limpia, la cubrimos con una gasa estéril o un paño limpio. No se debe retirar objetos enclavados. Es muy importante conocer el estado de inmunización respecto al tétanos

Debemos acudir a un centro sanitario si:
  • Hay objetos enclavados.
  • Hemorragia incontrolable.
  • Abrasiones superiores al tamaño de la palma de la mano.
  • Se aprecian huesos, músculo o tejido subcutáneo.
  • Heridas en cara, ojos o genitales.
  • No podemos limpiar adecuadamente la herida.
  • Heridas por mordedura.
Ante una quemadura debemos enfriar la zona lo más rápido posible con agua corriente potable, durante 15-20 minutos o hasta que desaparezca el dolor. Se debe prevenir la hipotermia, para lo cual deberemos evitar el agua muy fría, y proteger a la víctima del viento. Debemos quitar las ropas y joyería siempre que no estén adheridas a la piel. Tras aplicar frío, impregnar la zona con gasas húmedas. No se debe romper las ampollas intactas. Importante conocer el estado de inmunización ante el tétanos

Debemos acudir a un centro sanitario si:
  • Víctima menor de 5 años o mayor de 60.
  • Las quemaduras afectan a cara, oídos, manos, pies, genitales o articulaciones.
  • Quemaduras circunferenciales en torso, extremidades o cuello (sospecha de que le haya podido caer un rayo).
  • Extensión del más de 5% del total del cuerpo en menores de 16 años, o de más del 10% en mayores de 16 años.
  • Quemaduras de tercer grado.
  • Quemaduras eléctricas o químicas, o por radiaciones ionizantes.
  • Existes lesiones por inhalación. 
No debemos olvidar que ante una situación de emergencia, lo primero es pedir ayuda y esperar a los servicios de urgencia. Mientras tanto podremos ir aplicando nuestros conocimientos sobre primeros auxilios, pero sin poner nunca en riesgo nuestra protección o la de la víctima.