jueves, 8 de agosto de 2013

La unión hace la fuerza

Los fisioterapeutas  podrán prescribir medicamentos y productos sanitarios no sujetos a prescripción médica. Finalmente no serán excluidos de la nueva "Ley del Medicamento". Serán, junto con el personal de enfermería, los nuevos profesionales sanitarios que podrán recomendar e prescribir este tipo de productos.

Al leer este tipo de noticias, me viene una pregunta a la cabeza. ¿Cómo han logrado esto? La respuesta es muy sencilla y la podéis encontrar sí seguís leyendo la noticia. Se trata de una reclamación que lleva haciendo el Consejo General de Colegios Oficiales de Fisioterapeutas. Estamos ante dos colectivos (los de enfermería y los de fisioterapia) que luchan y se mantienen unidos. Sus representantes luchan por lo mismo, la defensa de una profesión sanitaria con un gran poder que trabaja en pro de los pacientes.

Yo sigo con mis preguntas: y los farmacéuticos, ¿qué hacemos mientras? Nosotros también somos un colectivo sanitario que lucha por defender su posición en la cadena sanitaria. O eso es al menos lo que yo pensaba. Porque no nos engañemos, la unión no es una de las características principales del farmacéutico. Siempre hemos ido en pequeños barcos, mirando por nuestros propios intereses pero nunca por los intereses del vecino. Y las instituciones que nos representan, ¿qué están haciendo? No dudo de que luchan por nuestros intereses pero, ¿lo hacen igual de fuerte que sus colegas de enfermería o fisioterapia? ¿Luchamos con la misma fuerza? Personalmente creo que no. Y no lo hacen por una sencilla razón, el miedo. Vivimos con miedo. Con la que está cayendo sólo pensamos "Virgencita, que me quede como estoy". Pues bien, siguiendo con la ronda de preguntas, la siguiente sería ¿qué podemos perder si luchamos? No nos engañemos, los medicamentos ya no nos dan de comer. Dentro de poco, y con las bajadas que se prevén, los vamos a terminar regalando. Así pues, vamos a desligar el valor del farmacéutico al del medicamento. Somos profesionales sanitarios, no tenderos. Luchemos por nuestra valía, pero luchemos juntos. Que se nos oiga como al resto de profesionales. No nos anclemos en el pasado y perdamos ese miedo que nos impide continuar. No podemos tener miedo a algo que ya nos han quitado.

"Cuantas cosas perdemos por miedo a perder..." Paulo Coelho.