martes, 14 de octubre de 2014

Farmacéuticos del mundo: la gripe que nos espera.

Octubre es el mes en el que se da el pistoletazo de salida para la campaña de vacunación contra la gripe en España. La gripe es una enfermedad de curso agudo cuya máxima incidencia se da en los meses de otoño e invierno. El periodo de incubación general es de 48 horas. Y los síntomas más característicos son fiebre alta, escalofríos, dolor de cabeza, dolores musculares, estornudos, tos intensa y persistente, rinorrea, lagrimeo y faringitis leve. Es muy frecuente confundir un cuadro gripal con un simple catarro, y viceversa.

La gripe constituye un grave problema sociosanitario en todo el mundo, debido principalmente al aumento de la mortalidad y a los costes económicos derivados de las bajas laborales y del incremento de hospitalizaciones por complicaciones de la enfermedad.

La mejor manera de prevenir estados gripales es a través de la vacunación. Esta vacuna debe ponerse todos los años, no vale con que un año nos hayamos vacunado. Para el siguiente año eso ya no funciona ya que los anticuerpos producidos en respuesta a la vacunación antigripal van disminuyendo con el tiempo y pueden no ser suficientes para garantizar la adecuada protección al año siguiente. Además el proceso evolutivo normal del virus de la gripe hace que el virus de la gripe mute cada año con lo que la vacuna debe ser adaptada a las cepas que se estima circularán en esa temporada.

¿Quién debe vacunarse? Personas mayores de 65 años, menores de 65 años que presenten un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe (enfermos crónicos, inmunodeprimidos, residentes en instituciones cerradas, niños pequeños en tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico por la posibilidad de desarrollar el síndrome de Reye, mujeres embarazadas), personal sanitario y personal de servicios públicos.

¿Quién no debe ser vacunado? Las personas alérgicas al huevo o con hipersensibilidad a las proteínas del huevo, los niños menores de 6 meses y personas que cursen con una enfermedad aguda que les provoque fiebre alta, hasta que no remita.

La solución a la gripe parece bastante sencilla: ¡Vacúnate! Los beneficios son múltiples y la parte negativa es un pequeño pinchazo y el hecho de que algunas personas desarrollan una pequeña reacción a la vacuna que puede cursar con fiebre más o menos alta y malestar general que remite a los pocos días.

Si la solución es así de simple, ¿cómo es que la tasa de vacunación en mayores de 65 años ha caído 14 puntos en los últimos 10 años? No tiene sentido. Ya se han explicado las complicaciones que puede tener la gripe y más en este grupo de riesgo que, al hecho de poder padecer un cuadro gripal, se le une su propia condición física, siendo muchos de ellos personas que enfermedades crónicas con tratamientos polimedicados. No tiene mucha lógica.

Analizando estos datos no parece estar clara esta bajada. Algunos expertos achacan esta bajada al hecho de que la mayoría de los profesionales sanitarios no se vacunan, y otros alegan que la reticencia a vacunarse está relacionada con el “miedo” que hubo en 2009 frente a la Gripe A. Lo que sí parece cierto es que ha habido un fallo de comunicación por parte de Sanidad a la sociedad general recalcando los beneficios de la vacunación frente a las posibles reacciones adversas. Como ya venimos viendo hace mucho tiempo, la comunicación es nuestro gran escollo.

¿Y todo esto qué tiene que ver con mi post sobre “farmacéuticos del mundo”?, os estaréis preguntando. Pues viene a razón de un artículo que leí hace un par de semanas. Os dejo el enlace original a dicho artículo (está en inglés).

En EEUU no sólo se puede comprar la vacuna de la gripe en las farmacias, sino que es el propio farmacéutico el que te la administra. Este hecho parece ser que está incrementando las tasas de vacunación frente a las tasas de años anteriores. Por supuesto, en cada estado la ley es diferente. Pero por lo que he leído, las administraciones están por la labor de ir ampliando el rango de aptitudes del farmacéutico para que la cobertura vacunal pueda llegar a más gente, valorando la posibilidad de poder vacunar a niños menores de 11 años sin necesidad de una prescripción previa.

Por supuesto EEUU no es España, ni mucho menos. Allí el que quiere vacunarse, lo ha de pagar. Pero aquí, ¡te lo pone la propia Seguridad Social! ¡Sin pagar ningún tipo de recargo! Excepciones a parte, por supuesto. Entonces, ¿por qué no se vacuna la gente?


No voy a entrar en debates que no me lleven a ninguna parte. Lo que quería recalcar con este post es la posibilidad de implantar un nuevo Servicio Profesional en la Farmacia Comunitaria. Desde hace bastante tiempo, el farmacéutico viene reclamando un poder para poder administrar medicamentos inyectables, tales como la vacuna de la gripe. ¿Creéis que un servicio como el que se está dando en EEUU sería viable en España? ¿Tendría beneficios económicos, no sólo para la farmacia? La farmacia tal y como la conocemos no es viable, hay que buscar nuevas vías de supervivencia. Os animo al debate, se aceptan todo tipo de comentarios y sugerencias. ¡Gracias a todos por estar ahí!