lunes, 17 de noviembre de 2014

7 días en farmacia: una semana relativamente tranquila.

La semana pasada fue una semana relativamente tranquila en el sector farmacéutico. Sin grandes titulares ni grandes sorpresas (mejor, ¿a quién no le gusta vivir tranquilo?).

Ha sido una semana plenamente dedicada a la Educación para la Salud, con motivo de la celebración el día 14 de Noviembre del Día Mundial de la Diabetes. Una enfermedad silenciosa de prevalencia e incidencia cada vez mayores, y lo que es peor, afectando de manera más acuciante a gente relativamente joven, un detalle que ha hecho saltar las alarmas y que “nos pongamos las pilas” en cuanto a prevención se refiere.

La Farmacia Comunitaria no es ajena a estos hechos y, como eslabón de la cadena sanitaria que es, ha querido aportar su granito de arena. Durante toda esta semana pasada hemos podido ver en las redes sociales numerosos mensajes de concienciación sobre esta enfermedad, de la importancia de su prevención, de cómo actuar frente a un cuadro de hipoglucemia y como evitar las complicaciones de la diabetes, principal escollo de esta enfermedad. Los farmacéuticos comunitarios se han volcado en educar a la sociedad sobre la importancia de esta enfermedad, prueba de ello han sido los Test Findrisk que se han realizado en más de un centenar de farmacias repartidos por toda la geografía española. El farmacéutico comunitario es un profesional sanitario a pie de calle de libre acceso para la población, cuya intervención mejora de manera notable la calidad de vida del paciente, tal y como se ha demostrado a través de dos estudios elaborados por el COF de Huelva.


Esta semana pasada han tenido lugar en Madrid las III Jornadas de la Adherencia al Tratamiento, organizadas por el Observatorio de Adherencia al Tratamiento, bajo el título “Un compromiso de todos, un largo recorrido por delante”. En dichas jornadas médicos, farmacéuticos y gestores han coincidido en afirmar que la Oficina de Farmacia es clave a la hora de potenciar la adherencia a los tratamientos (¿habrán leído esto los de la OMC? Ejem ejem…).

En el sector económico podemos aportar una buena noticia que puede hacernos creer que lo peor ya ha pasado (no estoy muy segura de ello, pero habrá que ser un poco optimistas). El mercado farmacéutico de prescripción ha crecido en un 2,4% en valores en los 10 primeros meses del año, en comparación con el mismo período del año anterior. El mercado de los genéricos ha ganado por goleada al mercado de los medicamentos de marca, algo por otra parte más que predecible. Pero quedémonos con el dato positivo, se prescribe algo más. Un dato que, para un sector que hoy por hoy vive por y para el medicamento, supone un pequeño atisbo de esperanza.

Cuando parecía que la Operación Convector iba a darse por finiquitada, la semana pasada nos despertamos con una nueva operación de tráfico ilegal de medicamentos, la Operación Noisa (¿quién se inventará estos nombres?). En dicha operación se han visto implicadas varias oficinas de farmacia gallegas. Mi pregunta es, ¿será esta la última operación fraudulenta de este año? Como dice la noticia antes referida, con la Operación Noisa se rompe el tópico de no hay dos sin tres, en este caso tres sin cuatro. Así que mucho me temo que en próximos resúmenes semanales de noticias, este tipo de titulares seguirán saliendo.

Para rematar, vamos con dos noticias sobre Salud Pública un tanto paradójicas (bueno, más bien totalmente contrapuestas), que me han llamado poderosamente la atención. La semana pasada leía el siguiente titular: “La OMS destaca el papel del farmacéutico en el uso adecuado de los antibióticos”, una noticia más que positiva para el sector farmacéutico y que nos hace (más bien hacía) creer que no lo estamos haciendo del todo mal. Tal era mi júbilo que empezaba a pensar que las cosas estaban cambiando y que cada vez serían menos los casos que me iba a encontrar tras el mostrador pidiendo antibióticos sin receta. Ay de mí, ¡que ingenua! Ese mismo día, sólo unos minutos después de haber leído esta noticia y de pensar en el buen hacer de mis compañeros, me encuentro con este otro titular: “OMS denuncia compra de antibióticos sin receta en Europa”. ¡No puede ser! No es posible que por un lado estemos ayudando al buen uso y por otro vendamos antibióticos como churros. Señores, un poco de coherencia por favor. Los hechos se demuestran andando. Y si somos profesionales sanitarios con un código ético, lo somos para todo. No nos pringuemos ni tiremos por la borda nuestro trabajo (que tanto esfuerzo nos está costando demostrar) como profesionales sanitarios por unos míseros euros. En fin, como he dicho antes, quiero ser optimista y pensar que, antes o después, las cosas cambiarán.


Sólo me queda desearos una feliz semana a todos y esperar que ésta también sea una semana relativamente tranquila en cuanto a noticias se refiere. ¡Gracias por estar ahí!